Deja que sólo te sonroje quien tú quieras...

La cuperosis es la consecuencia de la aparición de telangiectasias o venas varicosas en diferentes partes del rostro dando lugar a una coloración rojiza excesiva que sobretodo afecta a pómulos y las aletas de la nariz. Estas venitas suelen ser muy finas y pequeñas por lo que el láser es el tratamiento más indicado para eliminarlas. En cualquier caso el paciente deberá ser siempre ser valorado por un profesional médico.

El láser incide sobre la piel captando la oxihemoglobina y lesionando selectivamente el endotelio de los vasos sanguíneos. Esto hace que los tejidos circundantes no se vean afectados. Finalmente las antiestéticas venitas se reabsorben y desparecen.

La cuperosis tiene mayor prevalencia en personas de piel clara, fina y sensible con tendencia a irritarse con facilidad. Esta patología es debida a un problema en la microcirculación que en ocasiones puede empeorar por factores tales como emociones intensas, alcohol, café, picantes, exposición excesiva a la radiación solar o el uso mantenido de corticoides tópicos. Por este motivo recomendamos evitar en la medida de lo posible todos estos agravantes. Otros factores como la hidratación intensa, la protección solar y la limpieza de la piel atenúan la aparición de las rojeces. Estas medidas preventivas nos ayudarán a mejorar los resultados del tratamiento.

 couperosis

 

icono solicita cita

pauseplay
/
show/hideshow/hide